Literalmente paleo

Literalmente paleo

TXT

Ezequiel Arrieta

IMG

Pablo Elías

¿Por qué nos gusta comer lo que nos gusta comer? ¿Cuenta ese gusto la historia de nuestra especie?

Literalmente paleo

Helado, papas fritas con huevo revuelto, guiso de lentejas, polenta con queso, pizza, milanesas y, obviamente, asados. Pero de verdura, porque, you know. Re básico, lo sé, soy feliz con poco. Pero estoy requete seguro de que si hubiese nacido en otra parte del mundo, mi comida favorita sería completamente diferente. Y si viajara al pasado, probablemente tendría que comer lo que se me cruzara para evitar autodigerirme hasta que me gane la entropía. Lo que comemos forma parte de ese conglomerado de cosas que llamamos cultura y, como tal, cambia a través de las sociedades y del tiempo. Pero hay un alimento en particular que nos acompañó en nuestro viaje evolutivo desde hace millones de años: la carne.

Mediante marcadores moleculares, los mismos por los que sabemos que Mirtha tenía de mascota un Velociraptor, descubrimos que hace unos 6 o 7 millones de años hubo una fuerza evolutiva, probablemente un cambio climático jodido, que produjo el divorcio de la subfamilia Hominina en dos: la tribu Panini que dio al género Pan, al que pertenecen los chimpancés y bonobos con quienes compartimos el 98% de los genes y que no tienen nada que ver con Peter; y la tribu Hominini, donde podríamos decir que arranca la historia de los seres humanos, aunque sabemos que la evolución de toda la vida en la Tierra es nuestra historia también. El primer grupo de nuestros representantes probablemente lo conozcan por el completito esqueleto de Lucy, una de las especies del género Australophitecus, que eran un montón y estaban distribuidas por el este y el sur de la vieja África. Sabemos que les re cabía la protoensalada y su dieta era bastante similar a la de los gorilas modernos, es decir, prácticamente a base de vegetales. Y digo ‘prácticamente’ porque se comían un muertito cuando no había otra cosa que manotear.

Pero de nuevo, otro cambio climático hace unos 3 millones de años hizo que refrescara, y la ensalada se puso medio áspera y espinosa. Así que mientras la selección natural hacía lo suyo con nuestros estimados bis(16)abuelos llevándolos a la inevitable extinción, también diversificaba la situación generando especies nuevas. Entre ellas, los requete especializados Parántropos, con una mandíbula que apretaba más fuerte que la de conductor de tele, por lo que no tenían ningún drama en comerse toda esa nueva vegetación dura y seca que nosotros no pasaríamos ni con el mejor aceite de oliva. Y por otro lado, el Homo habilis, un poquito cuestionado respecto de si forma parte o no del género Homo, pero que estamos bastante seguros de que no estaba especializado como el Parántropos y que su magia era comer de todo. El apellido habilis no se lo dimos porque le gustaba tirar caños y rabonas con las rocas, sino porque parece que los locos manejaban herramientas de piedra para romper los huesos y comer el caracú (médula ósea), lo mismo que están haciendo algunos chimpancés ahora mismo.

Pintó la esquizofrenia climática y se alternaron períodos de humedad y calor con sequedad y frío muchas veces. Los pobres Parántropos no entendían qué pasaba con los cambios de vegetación (en términos de varios centenares de miles de años), la ultraespecialización a un tipo de entorno les jugó en contra y nos vimos en Disney, amigo. Te extinguiste.  La enorme variación de los ambientes aplicó tremendo filtro sobre los Homo habilis que no se hacían mucho drama por lo que había para comer, porque su supervivencia pasaba por ser versátiles y poder aprovechar cualquier recurso disponible en cada momento, lo que requería también de una mayor inteligencia y un cerebro goloso y exigente con los nutrientes. Pero lo más flashero fue hace unos 2 millones de años, cuando no sólo había una bocha de especies de homínidos en la vieja África que posiblemente interactuaban genitalmente entre sí, sino que también pintaron las primeras excursiones hacia Eurasia, lo que significó nuevos entornos y nuevos desafíos para el órgano gelatinoso.

Este periodo fue testigo de la expansión del tamaño cerebral más sarpada de la historia humana. Como para dar una idea, el Homo erectus tenía un cerebro un 80% más grande que el Australophitecus y un 40% más que el Homo habilis (el erectus es una especie que deriva del habilis). Sí, que no te mientan, el tamaño importa. El incremento del tamaño del marote vino acompañado de un kit de características seleccionadas que mejoraron el éxito de estos valientes que se animaron a moverse fuera de la cuna. Sociabilidad, capacidad para correr distancias largas y hasta el achicamiento de la pelvis que hizo que tuviéramos que salir de la comodidad del útero antes de estar bien desarrollados y entregarnos al cuidado de los adultos (reforzando así la necesidad de lazos familiares, cosa que hizo la oxitocina, un caramelo evolutivo que nos permitió incrementar la supervivencia de las generaciones futuras), fueron algunas de las cositas que entraron en el megacombo evolutivo. Pero todo eso era carísimo, así que vino joya comerse a los animales, porque tienen todo lo que quieren las wachas: proteínas y grasas de buena calidad. Igual, probablemente todo esto tampoco hubiese sido posible sin la ayudita del calor solar almacenado en la madera en forma de enlaces entre los átomos de carbono. Aprender a manejar el fuego nos ayudó a predigerir la comida afuera del cuerpo para hacerla más livianita y aumentar la disponibilidad de energía hasta en un 40%. Digamos que una milanesa cruda equivale a media milanesa cocinada, algo suuuper importante en un cerebro hambriento. Fue así que esta disponibilidad de nutrientes aportó los materiales y la energía necesaria para sostener el desarrollo cerebral que le permitió al linaje Homo expandirse por todo el mundo (particularmente al último en llegar, el Homo sapiens).

¿Probaste el chiquito? Ahora, probá el grandote.

¿Probaste el chiquito? Ahora, probá el grandote.

Así transitamos nuestra vaga existencia durante miles de años, aprendiendo sobre los ciclos naturales de las plantas y los animales, organizando cacerías con herramientas y estrategias cada vez más sofisticadas para comernos lo que venga. Si te da paja mudarte de casa, imaginate que antes era algo común dormir en lugares diferentes todos los días y moverse para poder morfar. Ser más inteligentes nos permitió ser ingeniosos y desarrollar tecnología copada para hacer un montón de cosas que nos iban mejorando la calidad de vida. Las semillas eran una fuente importante de calorías, y lo sabemos porque tenemos datos que nos dicen que hace 100 mil años comíamos unos cereales parecidos al sorgo. Pero hace unos 30 mil años hicimos los primeros intentos de panadería y aunque la baguette salió desabrida, vimos que había algo interesante ahí. No es difícil entender por qué pareció buena idea seleccionar los granos hasta obtener plantas que podamos cosechar al lado de casa y domesticar a los animales para que se queden quietos por un puto rato. Así acumulamos los excedentes de alimentos y con ello tuvimos el queso, la cerveza, el vino, el pan y otros cosas que aprendimos a cultivar  Digamos que la revolución agrícola no fue algo sutil, sino más bien tirando a uno de los eventos más importante de la historia de la alimentación humana.

Visto desde una perspectiva evolutiva, el consumo de carne parece haber sido un agregado a nuestra dieta tan beneficioso como el consumo de cereales, sólo que en épocas diferentes y contextos totalmente distintos. La carne fue un elemento fundamental en nuestra historia y aportó los nutrientes necesarios para sostener el crecimiento de un cerebro en expansión, sí, pero es clave comprender este hecho dentro de su contexto y no entrar en la pendiente resbaladiza y pegar el salto lógico a ‘como pasó en algún momento de la evolución, es fundamental, indispensable y la posta’, salvo que queramos comprar el paquete completo y comer pedazos duros de árbol y algún pariente que la quedó.

La continuación de nuestro amor por la carne y el mejoramiento de las técnicas de producción animal nos empujó a a triplicar su consumo por persona a nivel mundial en los últimos 50 años, y teniendo en cuenta que somos 7 mil millones con proyección a 9 mil millones, la cosa se está complicando. Abastecer la demanda actual de carne, leches y huevos requiere del 75% de las tierras agrícolas del mundo si tenemos en cuenta las superficies de pastoreo y de cultivos destinados a los animales, tierras que antes constituían ecosistemas naturales como selvas o bosques (especialmente en Sudamérica). Además, es responsable del 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero del sistema agroalimentario y más o menos un 20% del total.

Ahora sabemos que lo que importa no son los alimentos sino los nutrientes que los componen, en cantidad y calidad para satisfacer las necesidades de nuestro organismo. O sea, el metabolismo no pide un churrasco, exige proteínas, hierro y vitamina B12, que se pueden conseguir de un montón de maneras. Si entendemos que la jodita de criar animales para comerlos es bastante ineficiente en términos de aprovechamiento de recursos naturales, capaz que no sea irracional ser nosotros esta vez los que torzamos el camino de nuestra dieta, ahora sabiendo que elegir lo que comemos hoy es causa y no consecuencia de un ambiente frágil, y que capitalizar nuestra omnivoría es una gran forma de hacer lo que mejor sabemos hacer: adaptarnos y sobrevivir.

En esta nota se anda diciendo...

Rodrigo

29/03/2019

Rodrigo

«Si entendemos que la jodita de criar animales para comerlos es bastante ineficiente en términos de aprovechamiento de recursos naturales» de donde sacaste esto? como se mide la eficiencia?

Que yo sepa no hay nada más dañino y perjudicial e INSOSTENIBLE que cultivar anuales como el trigo. Te recomiendo leer a Lier que en «El mito vegetariano» te muestra como se necesita el petróleo para generar nitrógeno que es el fertilizante que necesita la tierra para que las plantas crezcan.

Acá dejo la nota de la BBC, duden, no me crean, investiguen…
https://www.bbc.com/mundo/noticias-38107124

Nico

13/06/2016

Nico

La gente está muy loca….
Ahora resulta que tomar una pastilla de vitamina b12 es más descabellado que comerse un asado de, no se, tatu carreta!

Fantaseo, a veces, con ponerle paredes de vidrio a un frigorífico (https://www.youtube.com/watch?v=7g6PzRauYUw) y a una fabrica de suplementos vitamínicos, a ver qué onda…

sergio

05/06/2016

sergio

el metabolismo no te pide un churrasco, te exige proteínas, hierro y vitamina B12, que podés conseguir de un montón de maneras… ¿cuales son ese monton de maneras para el 905 de la poblacion? obvio que si vivis en tuper te parece re natural tomarte unas pastillitas de B12… y si tu gasto energetico para mantener la temperatura corporal es minimo porque tenes calefaccion en tu casa y en tu trabajo y las calorias que necesitas son minimas porque andas en auto, y no se te congelan las manos y la cara pateando la calle en medio de la lluvia helada, todo bien con comer lechuga. pero la mayoria de las personas, la gran mayoria de las personas si no comen carne y grasas, se mueren. que el que pueda darse el lujo de ser vegetariano, que lo sea. pero convengamos que es un lujo que pocos se pueden dar y venir a decirle al resto que son primitivos por no serlo, es clasista, como minimo.

jonatan

02/06/2016

jonatan

Y pero la evolucion nos lleva cada ves a consumir mas o no?? si consumimos menos carne vamos a consumir mas vegetales osea explotariamos mas la agricultura estamos viviendo en una etapa de consumisml en todo sentido que creo q es dificil equilibrarla xq si dejamos del todo o un poko el consumo de ese producto pasamos a otro y explatamos ese cada ves somos mas en el mundo y se hace mas dificil equilibrar nuestro consumo..

F

31/05/2016

F

Hola amigatos! Cómo me hacen reir!!! Me quedé pensando mucho después de leer la nota… quizás alguno se ría en mi cara, pero me gustaría saber cuál es su opinión sobre el aspecto ético de consumir productos de origen animal. Por ejemplo (extremo), si ven algún video de esos gore de mataderos y lo relacionan con la bandejita de carne que compran en el supermercado, no se les activa un poquito el sistema límbico? Son más adeptos a mataderos «a la Temple Grandin» o es todo lo mismo? Si lloramos con Marley & me, corrimos a abrazar a nuestro perro, dejamos que nos lama la cara durante una semana… por qué no nos afecta en absoluto el sufrimiento del resto de los animales? Ya que comer carne nos ayudó a desarrollar la especie y ser lo que somos hoy, no podemos pensar en crear nueva tecnología que nos permita crear alimentos y alcanzar todos los nutrientes necesarios sin tener que matar y matar y matar? Hago y me hago estas preguntas… ufff.

Magdalena

26/05/2016

Magdalena

Me gustó mucho el texto pero me parece que más allá de lo cultural hay un sistema social que hace que la producción de cualquier tipo de alimento conlleve malas consecuencias para nuestro planeta, no? La paradoja sería que en términos adaptativos deberíamos mantener una dieta diversificada que la cultura dio lugar pero esa misma dimensión cultural hizo al desarrollo industrial-capitalista o como quiera llamárselo y las nefastas consecuencias son que hoy en día comer una milanesa de carne o de soja nutricionalmente es igual de pobre.

Belén

26/05/2016

Belén

Eze, soy estudiante de medicina, primer año, mañana tengo un parcial y tenía cero ganas de estudiar evolución biológica, encontré este post tuyo y la manera divertida en que explicaste todo me alegró la tarde y me aflojó los nervios! Te amé. Seguí así, juro que me encantó este post. Te voy a leer más seguido. Y mil gracias!! Beso

lucila

26/05/2016

lucila

«La vanidad con la que el hombre hace su voluntad para con los animales, es el vivo ejemplo de las teorias racistas mas radicales. El principio de que tener el poder, es tener la razon.»
¿Que tantas opciones podriamos haber tenido hace 100.000 años? Ya no es necesario abusar de los animales para sobrevivir.
No hay un solo factor, como la sustentabilidad, para mantener las bases de una vida vegana. El OTRO (animal humano y no humano; terricola), es la verdadera razon.
https://www.youtube.com/watch?v=99CsAFn6-Kg (sustentabilidad)
https://www.youtube.com/watch?v=OqT-L8OzsLQ (compasión)

Joaco

26/05/2016

Joaco

Excelente nota, pero con el asado no. VENGAN DE A UNO.

Cata

26/05/2016

Cata

Consulta, cuáles son los datos de que los primeros intentos de hacer pan fueron hace 30 mil años? y los del consumo de cereales en el 100mil AP? Pregunto porque hasta donde yo se (estoy a punto de ser arqueóloga con título), las primeras evidencias de de consumo y manipulación de alimentos del estilo cereales, gramíneas y producción de alimentos con este tipo de plantitas es recién al rededor del 10 mil antes del presente, y en un espacio muy acotado.
Por otro lado si bien me encantan vuestras notas, y me encanta que se metan con estos temas, quiero agregar que la historia de la evolución humana no es tan lineal ni determinista como por momentos parece (ojo, puedo haber leído mal yo!), y algo que me parece que es requete importante mencionar con todo este tema de la carne y nuestro cerebro capo, es que para que todo nuestro metabolismo y nuestra energía alcance para mantener un órgano taaaaaan caro (en términos energéticos) hubo que «achicar» otros órganos caros: los del aparato digestivo. Hay toda una serie de adaptaciones en torno a ello que hacen que comer carne sea más productivo que comer todas las cositas que la vida arbórea nos daba.
Aguanten gatos, por hacernos dudar, cuestionarnos y seguir investigando, salú!

Ezequiel Vera

26/05/2016

Ezequiel Vera

Chicos, como les hinché por Facebook, acá les paso mis sugerencias sobre las cuestiones taxonómicas. Obviamente hay un punto gris en donde Uds. decidirán si es mejor hacer ciertas licencias en pos de que la info llegue mas. Y hay otro punto que es la sistemática en si de los homínidos (que como es un tema que vende hay bocha de propuestas, no siempre coincidentes). Les iba a decir también que no se hasta que punto está bueno hablar de que una especie da origen a otra, ya que metodológicamente en los estudios filogenéticos uno lo que suele tener son especies descendientes, y las formas ancestrales (los ancestros comunes) son teóricos. Pero después ví que en bocha de lugares hablan de lineas ancestro-descendiente en los homínidos, con especies que son ancestros de otras especies… así que supongo que es algo aceptado por los paleoantropólogos (cosa que no soy ni cerca).
Las sugerencias las marqué en un pdf, y se los adjunto por acá. Son esencialmente cosas de itálicas, categorías taxonómicas formales, y vulgarizaciones de las mismas https://drive.google.com/file/d/0Bww9k1n_ZzPtdE5oVzJCS3piazQ/view?usp=sharing
Como ya les dije antes, van con toda la onda, y es para contribuir positivamente (admito que lo que es la nomenclatura puede parecer una pavada, pero seamos buenos con el sueco del Species Plantarum :-)
Sigan popularizando la ciencia! y si alguna vez necesitan algo que les pueda aportar, saben donde ubicarme! (si no quieren usar mail, soy el vecino de la tía de Facundo)

Agustina

26/05/2016

Agustina

Gatos! Hagan una nota sobre alimentación pránica, a ver que onda.

Beatrice

25/05/2016

Beatrice

Sí que me gustó este artículo. Claro, conciso y ameno. Gracias!

Jónatan

25/05/2016

Jónatan

Excelente nota.
No soy vegetariano (ni hablar de ser vegano), estudio veterinaria con especialización en producción porcina, y cuando me enteré en una clase que se pierden energía y proteínas al producir animales (porque son ineficientes en la utilización de las mismas ya que, bueno, son organismos vivos no máquinas), me di cuenta que muy probablemente en un futuro se va a apuntar principalmente a comer mayoritariamente de lo que se cultiva. Sobre todo si seguimos sobrepoblando la Tierra y queremos seguir sobreviviendo.
Igual, creo que falta mucho para tal cambio radical de cultura. Lo digo porque, entre otras cosas, todavía podemos alimentarnos con una base de carne si las producciones animales son más eficientes.

Ale

25/05/2016

Ale

Genial la nota y el blog!! Gracias por compartir!!!

Ana

25/05/2016

Ana

Excelente nota!! Clara y amena como todo lo que escribís.

Diego

25/05/2016

Diego

Aprovecho, quizás fuera de lugar para preguntarte si consideras factible el vegetarianismo/veganismo (por si querés elegir una opción) desde el momento del alumbramiento del ser humano.

No tengo dudas sobre la dieta en un adulto (de hecho hace varios años que abandoné cualquier tipo de carne animal de mi dieta) pero me genera dudas durante el más tierno desarrollo si se puede evitar consumir carne, especialmente por la dificultad de asimilación de los nutrientes o proteínas (recuerdo de tu libro el asunto de que el cuerpo debe adaptarse para poder absorber el hierro desde fuentes vegetales).

En fin, si querés me contestas y si es muy pelotuda mi pregunta, podes decirlo abiertamente.

Federico

25/05/2016

Federico

Muy buena la nota, acá en Bariloche estamos dejando de comer tanta carne, pero por los precios.. está como a $130 el kg….

Vale

25/05/2016

Vale

1. «los Homo habilis que no se hacían mucho drama por lo que había para comer, porque su supervivencia pasaba por ser versátiles y poder aprovechar cualquier recurso disponible en cada momento, lo que requería también de una mayor inteligencia y un cerebro goloso y exigente con los nutrientes.» Me siento identificada (lo de inteligencia lo asumo descaradamente por cumplir con las otras premisas. Seré Homo habilis?)
2. Se puede aflojar a la carne. Pasé los últimos 9 o 10 meses lejos del Rio de la Plata y no tienen carne. Tienen algo que ellos dicen que es carne pero para mí es mentira. Consecuencia, que prácticamente dejé la carne, al menos en comparación con lo que comía en casa. Pero qué rico el asado de mi tío y las milanesas de mi vieja.

Nacho

25/05/2016

Nacho

Hola:

El género Pan está dentro de la familia Hominidae (sufijo idae). No forma una familia aparte y mucho menos lleva el nombre Pan. Según datos aportados por la biología molecular, habría dos subfamilias (sufijo inae) de hominidos: Homininae (acá compartimos categoría con chimpancés y gorilas) y Ponginae (orangutanes).
Por último, lo que vos llamás Hominini a lo sumo sería una subtribu.
Demosle crédito a Linneo que se gastó la vida agrupando seres vivos en su colosal Systema Naturae, allá por el 1700 y pico.
Saludos,

Francisco Laferrière

25/05/2016

Francisco Laferrière

El compañero macri te apoya en tus ideas y nos va a volver a todos vegetarianos

Fede

25/05/2016

Fede

¡Cuánta claridad! Texto de lectura muy amena. Gracias.
Siempre me pregunto en qué punto nos extralimitamos o nos dejamos de comportar sosteniblemente. Mi intuición me dice que para el punto en que comenzamos con la domesticación de plantas y animales, generando así un excedente, ya nos habíamos pasado. Pero podría ser también en el momento en que comenzó la migración a Eurasia (2 millones años atrás). Calcularlo debe ser bastante complicado.
¿Qué pasa cuándo otras especies aumentan, agotan recursos y deterioran sus hábitats? ¿Es frecuente este proceso? ¿Hay autoregulación y autorestauración? Creo que en nuestro caso, nuestra inteligencia nos permitió ir superando los escollos generados por nuestro propio avance. Me parece ridículo continuar de la misma manera y pretender usar recursos extraterrestres si fuera necesario. Como vos decís, es hora de torcer el camino y adaptarnos.

Lea

25/05/2016

Lea

Esta nota va en contra de mi religión, a mo no me vengas con tus notas respandadas por evidencia científica, maldito come plantas.
Pd: muy buena nota

DrGEN

25/05/2016

DrGEN

Excelente nota Eze!
Informada y amena!
Abrazo!

Orlando Hache

25/05/2016

Orlando Hache

Hola. Saludos desde Barranquilla. Me ha encantado esta página desde que la encontré. Hacen de la ciencia algo fácil. Aunque no me fijo en errores he notado uno en el primer párrafo, donde escribiste «haiga» en lugar de haya como es correcto. No sé las razones por las que lo hiciste, que si fue a propósito, todo bien… Jajaja. ME gustaría aún más el articulo. Y si el equivocado soy yo, disculpas. Un caluroso (literal) abrazo desde quilla, nojoda.

Elvio

25/05/2016

Elvio

Ezequiel, te reinvindicaste conmigo con esta explicación sobre el consumo histórico de carne, donde de alguna forma reconocés que somos lo que somos justamente porque nuestros ancestros comieron lo que comieron. Donde disiento todavía, es en el último párrafo: vos bien explicaste que los cambios se produjeron en tiempos «evolutivos», y ahora esta corriente vegetariano/veganista propone (o «exige» fanáticamente) que la humanidad deje inmediatamente de comer carnes. No es posible ni deseable un cambio así de drástico. Creo que los eventuales cambios de contexto irán por si solos cambiando nuestra dieta, pero no por acción psicológica de los veganos/vegetarianos, sino por las necesidades naturales. Por otra parte, no creo totalmente cierto que «lo importante sean los nutrientes» y no «el churrasco». Esos nutrientes vienen en un sustrato que los hacen disponibles de acuerdo a nuestro sistema digestivo. No creo posible ni deseable vivir mucho tiempo a concentrados de nutrientes. Y está el tema de dónde sacar esos nutrientes como los que nombrás, en cantidad y calidad (biodisponibilidad) para todos. Procesar vegetales para obtener la calidad y cantidad de nutrientes para cada etapa de la vida (niños, adultos, etc) obligaría a un procesamiento industrial que tampoco es deseable.

​María Alejandra Petino Zappala

25/05/2016

​María Alejandra Petino Zappala

el problema es cuando por algún motivo a tu propio cuerpo nada con carbohidratos le simpatiza. mi cuerpo simplemente tiene un problema con la alimentación basada en almidones. tengo fatiga crónica y problemas autoinmunes, hace un tiempo (más de un año ya) cambié mi dieta porque quería probar una que se utiliza para distintas disfunciones mitocondriales* (porque nadie me saca de la cabeza que todo esto es culpa de mis mitocondrias… y las de mi madre… y las de mi abuela… and so on), y estoy mucho mejor, tanto en términos energéticos como de la parte autoinmune (aunque tengo que cuidar el tema del stress porque eso puede detonar todo de nuevo)**. el tema es que es dieta muy alta en grasas, muy baja en carbohidratos (no tan distinta de la paleo). es casi imposible de hacer si te planteás no comer carne, a menos que vivas a base de aceites y palta y lácteos (si no sos vegano), lo cual sería bastante aburrido. y caro. (si, a pesar de que suene raro es una dieta muy barata, lo cual en estos tiempos de revolución de la alegría viene bien)

obviamente lo mío es un caso (re) particular, pero bueno. ningún fundamentalismo está bueno porque evidentemente no todos necesitamos lo mismo, yo tampoco iría por la vida tratando de convencer gente de entrarle a las grasas y largar los carbohidratos (con eso no quise decir que tu nota era fundamentalista, eh. ya me atajé jajja)… nomás que, incluso cuando realmente me encantaría poder ser vegetariana (sobre todo por motivos éticos, no tengo tanto problema con la parte de COMER animales per se, pero el sufrimiento de bichos que viven toda su vida hacinados en un establo poniendo huevos, o hembras a las que les sacan a sus crias para poder exprimirlas, realmente me jode, y me gustaría no tener que consumir los frutos de eso). pero bueno, lamentablemente no creo que pueda hacer otra cosa hasta que empecemos a sintetizar bondiolas en laboratorio…

*http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3561461/
**tengo que escribir un artículo sobre esto.

diana

25/05/2016

diana

veo como le cuento a mi sobri de 5 , toto, que esta preguntando sobre esto…. gracias (necesito mas!!!!!, je)

Martin

25/05/2016

Martin

La jodita de la agricultura tampoco es buena ambientalmente, asi que la cagamos de cualquier manera me parece. Como se mide la eficiencia de la agricultura o ganaderia? Cual es mas perjudicial?

rama

25/05/2016

rama

me encantó ! no es necesario quizás ser vegetariano o vegano sino disminuir el consumo de carne pensando en como afecta eso al planeta. A D A P T A R S E esa es la cuestión. si llegamos hasta acá es porque lo supimos hacer !