De

El Gato y La Caja

No hay piedra, madera, oro o plata que experimenten nuestras historias, y aun así, nos acostumbramos a dejar que las cuenten. Renunciamos a las más importantes. Las que relatan y significan cómo venimos y nos vamos del mundo. Las que definen cómo nos lloran de alegría al conocernos o de tristeza al despedirnos. Este proyecto se titula Profano. El término proviene del latín y significa “lo que está fuera del templo”. Originariamente, servía para referirse a aquellas personas a las que no se les permitía entrar y celebrar los rituales. El problema es que, dentro del templo, es donde suele discutirse aquello que una sociedad considera sagrado. El objetivo de este proyecto es sacar lo sagrado a la luz. Pasear por afuera del templo y ver a dónde nos llevan los pasos. El camino puede estar hecho de oro y conducir a una lápida. El camino puede estar sembrado de lápidas y conducir al oro. Distintas culturas a lo largo de la historia considerarán que lo sagrado son las lápidas, el oro o el camino. Este proyecto propone que nada de ello lo es: si existe algo sagrado, acaso sean los pasos.

Un paseo por afuera del templo

Libro de la vida

Libro de la muerte

Jimena Barbeito y Pablo Esteban

Salimos del templo

El Gato y La Caja + ABRE

Charlamos con Jimena Barbeito y Pablo Esteban, autores de los dos libros que componen Profano.

Si ya diste el primer paso, compartí el camino.

Compartí en tu muro
Escribí un tweet
Mandá un whatsapp