El Gato y La Caja
¿Vos y cuántos más?

¿Vos y cuántos más?

TXT

Laura Perez Cerrato

IMG

Cristina Potenza

¿Cuántas parejas tengo que probar antes de encontrar a mi pareja ideal?

¿Vos y cuántos más?

Vamos, ánimo, dije para mis adentros, deja de pensar en la Sabiduría: pide ayuda a la Ciencia.

Umberto Eco (El Péndulo de Foucault).

 

La vida está llena de decisiones. Algunas se nos presentan más frecuentemente, como dormir o no esos 5 minutos más que me separan de esa versión de mí misma que llega a todos lados con una media de cada color. Otras, como pedirle o no un autógrafo a Capusotto en el chino, no tanto. Unas requieren tiempo de profunda reflexión, otrFIRMAME LA REMERA, DIEGO, TE AMO A VOS Y A TU TATUAJE DE RACIN.

Dentro de las decisiones bien, bien difíciles (esas que te mantienen despierto de noche o en las que pensás cuando estás en la ducha), suelen encontrarse las relacionadas con el amorrrrrr *emoji de corazón*. Y cuando hablo de amor hablo de amor amor, no de amor después de un par de birras y solamente si en casa no terminaron de bajar los torrents. Amor de darle la llave de abajo, de borrar otros números de teléfono, de enredarle los cromosomas en un nene divino que se parezca a los dos.

Pero amor también es ‘¿Y si, en vez de seguir como venimos, nos fijamos si nos estamos perdiendo de algo mejor?’. La pregunta anterior no es poco común y se cimienta en el miedo de que se nos hayan estado escapando oportunidades. Lo que tenemos se define en función de a qué renunciamos para tenerlo, y medio que tan alta es la apuesta que a nadie le gusta jugársela a ciegas.

Tener algo, de alguna forma, es también no tener todo el resto.

Afortunadamente, que sea un monstruo con el que todos nos tropezamos alguna vez significa que es un monstruo con el que se encontraron algunos científicos también. Parece que el primer buen hombre que tuvo ganas de encarar este problema desde la ciencia fue un señor llamado Merrill M. Flood, y lo describió más o menos así:

Supongamos que vas a salir con once bellas personitas, de entre las cuales tenés que elegir una para casarte. No podés salir con varias a la vez ni abandonar a una y volver con otra que saliste antes (es matemática, no la vida, y no, no está bueno, es tu ex y no da seguir con los mensajes). Entonces: ¿Cómo hacés para elegir a la mejor de todas?

107.-Vos-y-2

Pasaron algunos años, todavía más científicos se encontraron con este problema y se enteraron de que otros también estaban tratando de resolverlo. Lo habían bautizado con el poco progresista nombre de ‘Problema de la Secretaria’ y lo enmarcaban en la posibilidad de encontrar a la mejor persona para un puesto de trabajo haciendo entrevistas secuenciales donde las decisiones no tuvieran vuelta atrás. O sea que sí, se parece bastante a buscar pareja. Después de investigar un rato (soluciones, no secretarias ni parejas) finalmente hallaron una estrategia que, de seguirla, aseguraba que tuvieras las máximas chances de pegarle y casarte con el mejor candidato (sí, casarse es re demodé, pero esto le apunta a la optimización de una conducta dada, no a la generación de una conducta mejor que la que acostumbramos).

Esa estrategia es más o menos la siguiente:

  1. Salir con los primeros *número total de personas dividido e* (vamos a tomar un número de candidatos de 11 porque hay boooocha de Nemos en el mar, pero el ejemplo lo necesitamos abarcable). Rechazar a esos 11/e. Es decir, 11/2,718… O sea, no volver a llamar a los primeros 4 pretendientes.
  2. Salir con el siguiente (sería el quinto).
  3. Si no es mejor que el mejor de los que rechazaste en el paso 1, lo rechazás. Si es mejor, BAM, te aferrás a él (o ella) como a la última birra del desierto.

Supongamos que puntuamos a todas estas personas del 1 al 10 respecto a qué tan buenos esposos/as serían, pero antes supongamos que podemos ponerle puntos a las personas y que eso no escandaliza a nadie; que para políticamente correcto está el bueno de Facundo Arana (NO ABRAN EL LINK ES UNA TRAMPA).

La primera persona con la que salís resulta ser un embole. La rechazás, la puntuás con un 2 y la mandás a tocar el saxo al subte con la esperanza de que no vuelva a hacer un cover de Radiohead nunca más. Con las siguientes dos personas medio que la pasás bien pero no te convencen, entonces las rechazás y las puntuás con un 5 a cada una. La próxima persona es genial, le gusta la misma música, detesta la homeopatía, sería incapaz de tuitear el final de Game of Thrones porque a él sí lo abrazó la mamá de chiquito. Todo fantástico. Pero aunque sea LO MÁS, no podés aceptarla porque está dentro de las primeras cuatro, así que la rechazás pero le ponés un 8.

107.-Vos-y-3

La quinta persona también es copada, no tanto como la anterior, pero tiene lo suyo. La podés aceptar porque no está dentro de las primeras cuatro, pero la puntuarías con un 7, y el mejor puntaje dentro de los primeros cuatro es un 8, así que la rechazás y le ponés el 7. La próxima persona es realmente lo más más más de la vida y te parece que da ponerle un 9. Como 9 le gana al mejor de los primeros cuatro, que es 8, la aceptás, te casás, viven felices y comen perdices, o capaz milanesas con fritas o sorrentinos con salsa de hongos, que no riman pero son mucho más ricos. Con Facundo Arana te mandás de vez en cuando un whatsapp. Él está muy bien, sigue bueno, se casó y dejó las harinas y los covers.

¿Cómo lograron encontrar esta táctica? Aplicando algunas ideas propias de la teoría de la probabilidad, la rama de la matemática que se usa para estudiar fenómenos aleatorios: cosas azarosas, que no siguen un patrón (como la cara de una moneda que queda a la vista después de que la tiremos al aire y caiga al piso). Particularmente, este problema está relacionado con el concepto de ‘tiempo de espera’: una regla que nos dice cuándo dejar de hacer algo o frenar un proceso en base a lo que pasó antes y/o lo que está pasando ahora. No se vale volver al futuro, y lo mejor es que es aplicable siempre que tengas que elegir algo entre muchos, en orden y sin repetir, y trates de pegarle a algo que esté lo más piola posible, porque todos obedecen a la misma distribución de probabilidades:

curvas

La estrategia de la que hablamos tiene dos defectos bastante importantes: el primero es que puede pasar que no aparezca nadie mejor que los primeros que rechazaste y te quedes solo para siempre (lo que sería muy triste para vos pero muy feliz para los gatos que vayas a rescatar de la calle y llevarte a vivir con vos). El otro es que suele ser muy difícil estimar con cuántas personas vas a salir de acá hasta que te cases. Lo bueno es que, como Gato es servicio, agregamos una tablita para que sepas a cuánta gente patear antes de darle la llave de casa al próximo que esté por encima de los rechazados.

Tiroteos PrevistosCandidatos a descartar antes de enseriarse
con el próximo maravilloso
1No, posta que no. No es buena idea quedarte
con el primer helado que comiste.
52
104
156
207
¿Te estás poniendo picante?
259
3011

 

La teoría de la probabilidad tiene chillones de aplicaciones, muchas de ellas para nada alejadas de nuestra vida cotidiana. Aparece cuando jugamos a la quiniela, cuando contratamos un seguro, cuando compramos una rifa o participamos de un sorteo y también cuando hablamos de física, de química y de cualquier otra ciencia experimental. Quizás embarrar la magia de estas actividades le saque algo de emoción a la vida, pero nos ayude a tomar decisiones más inteligentes. También, quizás, no sólo no les saque nada, sino que les agregue la satisfacción del entendimiento, o por lo menos un botón rojo de ‘no soy yo, sos vos, que sos un n menor a mi target de candidatos dividido e’.

 

NOTA: Como Lau es manija, incluimos una descomposición re piola del Problema de la Secretaria que armó como apéndice de la nota, para el que tenga más hambre de matemática que el resto de los mortales, o tenga interés en planillear mejor sus opciones, lo que pase primero.

COMPARTÍ LA NOTA

En esta nota se anda diciendo...

Josefina

17/08/2016

Josefina

Sos brillante Lau, ¿qué te puedo decir? Me encanta leer variado y más reírme mientras leo. Aplausos!!! Precisa, divertida y tierna

AWANTE EL GATO Y LA CAJA, maldita sea ese anuario será mío

Pienso luego existo

30/10/2015

Pienso luego existo

Teniendo en cuenta estas probabilidades como las relacionarías con las probabilidades de la otra persona?

Saludos

Pietro

29/10/2015

Pietro

Hola Lau,
Me re cabió la nota, excelente. Me hizo acordar también a una de las series de El Tamiz “Alienígenas matemáticos”, donde un español explica varias cosas interesantes de teoría de juegos, principio antrópico, paradojas, origen del número “e”, etc.
Te la dejo como link en la parte de “Sitio web…” aunque no sea mío, voy a tomarme ese atrevimiento.
Salud!

Daniel

29/10/2015

Daniel

Buena nota, Laura. Pregunta -tal vez me faltó algún contexto-, los sujetos del “experimento” están al tanto de su condición o son “eventos independientes”? De otro modo cuando los llamás alguno de ellos te va a decir “cuánto falta para llegar a N/e”… En fin, saludos.

lau

25/10/2015

lau

Qué bodrio Facundo Arana, el cover es un somnifero!

Chris

25/10/2015

Chris

Lindisima nota

Seba

01/08/2015

Seba

Muy bueno! Cuando leí el título pensé que el artículo era de cuántica, jaja.

Jonathan

28/07/2015

Jonathan

“Como si se pudiera elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio”. En esta no los sigo gatos.

Nats

28/07/2015

Nats

Wow… creo que te amo, fuera pero muy fuera de joda me encanto tu nota y te digo… sospechosamente doy con uno de esos cálculos de probabilidad y me dio miedo.
Genial > “sería incapaz de tuitear el final de Game of Thrones porque a él sí lo abrazó la mamá de chiquito”

Fer

25/07/2015

Fer

Justo me encontré con una charla TED de Hannah Fry que habla de esto mismo: https://www.ted.com/talks/hannah_fry_the_mathematics_of_love?language=es

André

19/07/2015

André

Algo que se me vino a la mente al leer sobre probabilidades (seguro que ya discutido un millón de veces). Es sobre la existencia del azar, porque mi sentido común me dice que todo tiene una causa y si esto es así debería estar todo predestinado (de forma caótica e imposible de predecir por los infinitos factores pero predestinado al fin).
¿entonces el artículo vendría ser matemática tratando de darle sentido a ciertos patrones que nos da universo?. Yo creo que llamamos azar a cuyas cosas nos resulta complejo encontrar motivo. Por ej. al tirar un dado el número que sale no es azar sino la física haciendo de las suyas, eso es fácil de ver pero si nos ponemos a decir números de 6 cifras que se nos vengan a la mente ¿que es lo que me llevo a escribir 367.002? Por ahora digamos que fue azar.

Si hay algún articulo de esta página u otra que hable de esto me dicen, gracias.

Marcos

18/07/2015

Marcos

Hola, excelente nota!!

Para solucionar el problema de “¿con cuántas personas estimo que saldré si rechazo a todas?” creo que hay un teorema donde en vez de que la variable sea la cantidad de eventos (personas), la variable es el tiempo. Es decir, uno puede decir: empecé a salir con chicas a los 16 años, y quiero estar establecido a los 40 sí o sí, con la mejor posible. Entonces, hago el mismo proceso pero tengo que rechazar a todos hasta el 37% de ese tiempo, es decir, tengo que salir con personas hasta los 25 años, rechazar a todos, y a partir de ahí aceptar a alguien que sea mejor que todos los anteriores (todo esto para maximizar la probabilidad de tomar la mejor decisión).

Yo lo leí en “The Mathematics of Love” de Hannah Fry, supongo que ahí muestra referencias más “matemáticas”.

Saludos, muy buena la radio.

Elisa

17/07/2015

Elisa

¡¡Una genialidad!! y menos mal que Facu dejó los covers!

Gabriel

16/07/2015

Gabriel

Me encantó. Y me copó mucho ver como, en los comentarios hay gente que no sabe nada de ciencia preguntando interesada, ¡una genialidad!
Grynberg estaría orgulloso

Heber

14/07/2015

Heber

No entres, es una trampa, te lo está diciendo la piba, no entres… click! aaahhhhhhhh
Genial la nota!!

Nicolás

14/07/2015

Nicolás

¿Qué tal si mi N (personas que voy a conocer durante toda mi vida) depende del puntaje de las personas que voy viendo?
Digo, estoy tratando de ejecutar el algoritmo, pero antes quiero averiguar mi N, y me encuentro con pensamientos del estilo “como esta persona es tan buena, entonces “quiero conocer pocas personas, así la dejo fuera del rango descartable”. Me dirán tramposo, pero yo no puedo hacer nada porque no es que *yo quiera* que N dependa del puntaje, sino que *de hecho*, N depende del puntaje.
Otra pregunta podría ser, qué podría hacer si N es desconocido, o si hay infinitas personas para conocer?
La nota está muy buena, saludos.

Waly86

14/07/2015

Waly86

Está buena la nota y el método, pero mejor aún algunos comentarios que agregaron variables no comprendidas por esa técnica probabilista:
1°, el otro también existe. Y no es poca cosa, es básicamente, el todo. Si, el todo. ¿Por qué? porque la estructura vincular, creo yo, tiene más que ver con las lógicas de las Ciencias Sociales (dialéctica, cognitiva, etc.) que con las lógicas de las Ciencias Exactas.
2°, pasando por alto lo anterior, es ineludible la posibilidad de que el otro también existe dentro de la misma lógica usada. De allí la probabilidad de encontrar al/la [email protected] disminuye a un tercio, ya que puede ocurrir, a partir de haber encontrado al indicado, que:
a) Bajo el mismo régimen, yo tenga un puntaje por debajo de sus anteriores.
b) O que yo esté entre sus cuatro primeros (y mi chance remota es que vuelva arrepentida después de haber pasado por 6 ó 7 tipos, mínimo).
c) El final feliz, no estoy entre los 4 primeros y soy el puntaje más alto :)
Y 3°, la verdad que hoy en día, mínimo el 50% de las personas que conozco a fondo entre los 20 y los 35 años, no pone “todos los huevos en la misma canasta”, inclusive en relaciones serias… y el porcentaje está muy por debajo de lo que pienso, pero para darle un poco de rigor al comentario, lo dejo mita y mita.
De todas maneras, guardo el post en favoritos para ver si a alguien le funcionó, saludos.-

Mariano

14/07/2015

Mariano

Arana es tan buen actor que, sin querer, se parece a “Navajo”. O viceversa.

Sabrina

13/07/2015

Sabrina

Esta nota me hizo acordar a un tema de economía un poquito interesantes que vi hace poco.
Cuando hay solamente recursos para elegir una sola variante (no podes casarte con dos minas a la vez, dale, elegí una) se produce algo que se llama Costo de Oportunidad, que en términos básicos es aquello a lo que renuncias para obtener otra cosa, renunciar a ese 8 que esta en el cuarto lugar porque con un poco de garra (miau) y tiempo vas a encontrar un 9 en el sexto lugar. Ese 8 tiene el mismo costo de oportunidad que ese 9 + tiempo.
Sí, perdón por aburrirlos. Muy buena nota, saludos!

Nahuel

13/07/2015

Nahuel

Dejar pasar las primeras puntuaciones más o menos bajas y quedarte con la primera puntuación alta que aparezca en vez de comprobar puntuaciones hasta el final se sustenta en la regresión a la media o nada que ver? Quiero decir, sí venís sacando 4 5 3 6 9 lo más probable es que hayas encontrado el punto más alto del muestreo y lo que sigue sean puntuaciones similares a las primeras, no?

Lara

13/07/2015

Lara

Estuve todo el día de ayer y gran parte del de hoy escuchando Creep en su versión original. Recién me deprimí cuando lo escuché a Facundo.
Más allá de eso, excelente nota. Además de la información seria y chequeada, excelente narrativa. Recuperé el buen humor que había perdido después de ver el video.
¡Saludos!

Pehuén

13/07/2015

Pehuén

Es genial el artículo. Lástima el final: “nos ayude a tomar decisiones más inteligentes.”
What????
Nos da un método que su característica es ser mejor a los otros métodos. Nada más.
Lo malo es no tomar decisiones, no tomar las equivocadas. Y el problema es no tomarlas por no tener un método.

Ceci

13/07/2015

Ceci

Excelente nota, y gracias por el apendice con la demostración larga, me ayudó a entender mucho mejor.
Pd: A mi me gustó el cover de Arana. Si el estuviese en mis primeros 4, no lo dejaría ir.

Matias

13/07/2015

Matias

Capaz le estoy pifiando en algo, pero me parece piola resaltar un corolario que capaz pasa inadvertido de todo esto.

La joda no pasa por estimar el tamaño del espacio muestral en el que vamos a andar buscando pareja, sino dar una herramienta para evitar la ansiedad que causa el “costo de oportunidad percibido” de sentar cabeza.

Digamos que estás en tu quinta relación, y por ahora viene siendo la mejor de todas las que tuviste hasta ahora. La mejor, pero no perfecta. Un 8. Aprueba cómodo, pero no está como para presentarse a beca. Y entonces te empieza a picar el bicho de la duda, y que capaz ahí afuera entre ese mar de gente está tu pareja ideal, tu alma gemela. O capaz alguien que es más o menos igual, pero no deja los platos sucios en la pileta. En definitiva, alguien mejor.
Lo que nos da El Problema de la Secretaria es la seguridad de que esa persona es probablemente la mejor que vas a encontrar aunque estés con 10 personas. Para encontrar a alguien mejor, lo más probable es que tengas que salir con 15 (n/e=6, según La Tablita del Amor). Y ni hablar si es la séptima, ahí ya tenés que ponerte en campaña de fumarte hasta 25 individuos (Eso es, dos veces y media la cantidad de relaciones que ya estuviste)

A lo que voy es, capaz lo mejor no es pensarlo como “Un Método para Conseguir Pareja”, sino como “Un Argumento para no Comerte la Cabeza con Boludeces”.

bautista

13/07/2015

bautista

Sirve muchisimo para cuando buscamos departamento y no sabemos a cuantos dejar pasar hasta ponerle guita a alguno por la esperanza de encontrar otro mejor. Ademas nadie nos va a acusar de frios y calculadorers si lo aplicamos a un depto ¿no?

Anita

13/07/2015

Anita

En todo caso… hay algún planteo posible y matemáticamente factible para saltar del Facundo Arana a Thom Yorke?
…sélente nota! :)

Sol

13/07/2015

Sol

Alta trampa fue lo de Facundo. Desoyendo las advertencias, terminé espectando un video que me costará dias borrar de mi ahora doloroso Radiohead

Sergio R.

13/07/2015

Sergio R.

Es taaaan lindo cuando la matemática la bardea fuera de su barrio…
Gran nota Lau!! Anotada para votarla en el AnuarioGato 2016.
Si estoy armando una lista ¿y qué? ¿Y QUÉ?
No, el doctor me dijo que soy manija pero no da medicarme. Todavia.

Elian

13/07/2015

Elian

La toma de la muestra debería ser totalmente aleatoria no? lastima que no somos muy aleatorios :P aguante la estadística, pero para estos casos es mejor la magia jaja

Christian

13/07/2015

Christian

No creo que lo aplique al pie de la letra, pero seguramente lo utilizaré como chamuyo con las “n”

Maria Amalia

13/07/2015

Maria Amalia

Muy bien!! ¿Puede ser que es la primer gatinota escrita por una mujer?
Me encantó la nota y me hizo reir. La matemática y la ciencia pueden ayudar a una elección inteligente. El romance tiene que estar, cruzar cromosomas está buenísimo, charlar y divertirse también. Encontrar el combo completo es azar o inteligencia? Y la aplicación?
Miau!

Agustin Russo

13/07/2015

Agustin Russo

Qué difícil tomar decisiones de amor de forma 100% racional. Más allá de la distancia entre modelo y realidad: ¿Cómo hacés para dejar ir un 9 que te cae entre los primeros n/e?

Nota de color: cuando dejé a mi primer novia le dije “Creo que ambos tenemos buenas probabilidades de encontrar a alguien que sea más compatible con nuestras necesidades. Esta decisión la tomo por mí, pero creo que esto nos conviene a los dos.”

No sé si ya me dejó de odiar jajaja

Jorge

13/07/2015

Jorge

yo, en mi caso, ya empezé a rescatar perros abandonados… los gatos son para las mujeres jajajaja

Cristan Aleajandro

13/07/2015

Cristan Aleajandro

HIJA DE SATAN!!!! me hiciste escuchar canatar a Facundo “el bueno” Arana!!! no es justo poner un cartel “no entre aca”
¿que mato al gato? la curiosidad y a mi me rompio los timpanos!!!
Dejando esto de lado, muy buena la nota!!!

Ingrid B

13/07/2015

Ingrid B

Una gata genial entre los gatos. Te felicito!
Yo me quedé con el 4 y la pifiė, pero lo que surgió de enredar los cromosomas son tres maravillas en el planeta

Any

13/07/2015

Any

Buenísima la nota!!! y geniales las imágenes!!
Como que yo ya me enterré hasta la médula (con llave, convivencia y mascota compartida)… Me dio un poco de miedo ponerme a sacar los cálculos, pero siguiendo la lógica de esta nota parece que me salió bien!! Alivio!!

Nacho

13/07/2015

Nacho

Qué buena nota. Admiro la manera que tienen de transmitir conceptos complejos de un modo tan llano.

Lila

13/07/2015

Lila

Muy linda la nota. Ahora, “No podés salir con varias a la vez ni abandonar a una y volver con otra que saliste antes”, me parece que la vida no cabe en el modelo.

¡Quiero esos playmóviles!

Jota

13/07/2015

Jota

Linda nota, muy lindo apéndice. Por supuesto que es un modelo matemático con simplificaciones que genera detractores. Y aunque no lo vayamos a aplicar (porque más odioso que el “no sos vos, soy yo” es el “no sos vos, son tus bajas probabilidades de ser mi mejor opción por estar entre mis primeras n/e mujeres”), hay algo de cotidiano.

Uno de los motivos por el cual es difícil aproximar el n propio es que uno desconoce el tiempo que va a tardar en pasar de una persona a la otra. Incluso con toda la frialdad e inhumanidad de poner puntajes del 1 al 10, puntuar bien a una persona toma un tiempo muy variable y difícil de aproximar (y a mayor tiempo en la i-ésima pareja, menos esperanza de vida para llevar ese n más lejos). Por eso, otra versión del algoritmo es traducir el n/e a una edad (“a partir de los 28, me pongo las pilas y empiezo a buscar pero posta”).

Mar

13/07/2015

Mar

mmmm…una ñoña de la matemática….QUIERO MAS!!!
PD: El link de Facundo Arana me traumo la mañana.

Ana

13/07/2015

Ana

Brillante la explicación matemática!!!, pero un verdadero embole tener que reducir tus encuentros amorosos a un cálculo de probabilidades.
Todo broma, me pareció fantástica. Excelente forma de entrarle al tema. Felicitaciones!!

Fede M.

13/07/2015

Fede M.

Tengo dos dudas:
-si entendí bien, uno podría también buscar a la peor candidata para casarse y las probabilidades serían las mismas?
-La segunda es que si te casas con la 6º persona, cómo sabes que ibas a conocer 11 personas y no otra cantidad? Cuál es el la cantidad de bellas personitas que conoce un tipo promedio?

Ariana

13/07/2015

Ariana

Me encanta MAL esta pagina (o sea, BIEN). No tengo nada que ver, pero miro todo. <3

vani

13/07/2015

vani

Si muy lindo todo, pero me dolió el : “te quedes solo para siempre (lo que sería muy triste para vos pero muy feliz para los gatos que vayas a rescatar de la calle y llevarte a vivir con vos para que te hagan compañía)”.

Auch.

Paula

13/07/2015

Paula

Y bien, el modelo matemático es correcto en función de las premisas arbitrarias que se asignan al problema («No podés salir con varias a la vez. No podés abandonar a una. No podés volver con otra que saliste antes»).

¡Ja!

Pero dado que la historia humana en interminables volúmenes se empeña en contradecir tales premisas y en mostrar que ellas no regulan en absoluto los procesos reales de elección de pareja (y ni siquiera de secretarias), la fiabilidad del método para la selección «segura» de un partenaire es obviamente cuestionable.

(Puede verse, también, al respecto, Berscheid, Snyder and Omoto: «The relationship closeness inventory», citado en Lorre, C. and Prady, B: “The First Pitch Insufficiency”, a.k.a, TBBT, S08E03, 10:26:00 ff.).

Me perdonará la autora, pero en función del planteo detallado y considerando la matriz de factores múltiples que someten a tensión el comportamiento de las variables, en este asunto yo me inclinaría mucho más a pedir ayuda a la Sabiduría que la Ciencia. (Aún no está claramente establecido si el horóscopo de Para Ti entra en la categoría de Sabiduría, y si Berscheid, Snyder y Omoto entran en la categoría de Ciencia.)

Florencia

13/07/2015

Florencia

Lo feo sería que en los primeros cuatro te toquen puntajes muy malos, te obligaría a casarte con el primer zafable.

Pau Hernández

13/07/2015

Pau Hernández

Genial la nota, me encantó que esté escrita por una mujer porque rompe con el mito de que somos románticas incurables; la tabla no la entendí jajaja :( lo malo de aplicar esta técnica es que no tuvieron en cuenta que la otra persona está en su propia fase de experimentación; bajón que para vos sea un 10 y te lo puedas quedar porque no está entre los primeros 4, pero para el (o ella) seas un 8 y estés entre los primeros 4

Bruno

13/07/2015

Bruno

¿Vale también para la caja de bombones en la que tenés que quedarte con el que tocas? Ojalá no sea el de pasa de uva.

El Gato y La Caja