Fuimos todos

Fuimos todos

TXT

Facundo Alvarez Heduan

IMG

Caveman DG

¿Qué es la vida?

Fuimos todos

Finalmente, Osvaldo logró su objetivo: la eterna arena blanca, el sol atravesando el agua traslúcida y el murmullo de las olas mezclado con una conversación entre pájaros. No puede entonces más que lanzar la frase, la esperada e inevitable frase. ‘Esto es vida, Mabel’.

Ante esa clásica y, en el mejor de los casos, anual situación, uno se pregunta, primero, lo evidente. ¿Por qué Osvaldo invierte tanto tiempo en actividades que no lo satisfacen, que no lo hacen feliz?¿Por qué Osvaldo trabaja todo el año pensando sólo en esos míseros pero ansiados días de ocio y alegría? En pocas palabras y como bien se cuestiona Louie C.K., ¿Por qué Osvaldo trabaja? Pero como esa es una discusión bastante difícil, la vamos a dejar para otro momento y nos vamos a centrar en la otra, que es directamente imposible.

Evidentemente, Osvaldo relaciona vivir con ser feliz. Pero sabemos que está usando la expresión en forma metafórica, como un deseo de lo que él quisiera que fuera todo el tiempo su vida, su estar vivo. En sus difíciles días de oficina y aunque muchas veces no quiera, también está vivo. La vida su vida abarca mucho más que ese majestuoso momento que él define poéticamente como vida. Y lo sabe.

El pájaro de costa que lo sobrevuela ni siquiera puede entrar en este tipo de dilemas. Tendrá mejores y peores días de pesca, pero no hay un momento del año en el que se abra una birra y mire al horizonte pensando ‘Esto es vida’. Pero está vivo, ¿no? Desde que nació y hasta que muera, todos sus días serán vida para él, aunque no sea consciente de su existencia (al menos no en la forma en que lo somos nosotros). Lo mismo ocurre con los peces que constituyen su dieta; con otras habilidades y otra percepción del mundo, sin capacidad de pensar metafórica o literalmente ‘Esto es vida’, están vivos, al menos hasta que el pájaro lo decida. Y así podemos seguir, pasando por las medusas, las ballenas, los escarabajos, las plantas, los hongos, los caracoles y todos los microorganismos que habitan dentro y fuera de todos estos y del resto de los bichos. Conscientes o no del hecho, todos están —estamos— vivos. Ahora, la pregunta es, ¿por qué? ¿Por qué algo está vivo? ¿Qué diferencia algo vivo de algo que ya no lo está o que nunca lo estuvo ni lo estará? En otras palabras, ¿Qué carajo es la vida?

Esta pregunta que parece tan goma y corriente abre un hermoso y urticante abanico de debates, de esos que encuentran a la ciencia y a la filosofía remando en el mismo bote; y dependiendo de a qué área del conocimiento le preguntes —y en qué época—, vas a obtener una respuesta diferente. Desde un punto de vista filosófico, la cuestión apunta más a tratar de entender ‘el significado de la vida’ y por qué ésta nos parece tan importante y central; básicamente, qué es la vida en sí misma. La ciencia, en cambio, intenta establecer atributos y funciones distintivas de todo lo que está vivo y sus diferencias con el mundo no vivo.

Si le preguntás a un biólogo, para que algo esté vivo debe cumplir, como mínimo, con las siguientes características: estar formado por una o más células, poder reproducirse (multiplicarse), evolucionar, tener un metabolismo propio y mantener su medio interno estable (equilibrio homeostático). Todo esto suena genial y representa justamente a todo lo que suponemos vivo.

El problema es que el Universo no está formado sólo por células y piedras. Esta definición biológica de la vida deja en un vacío legal a un motón de entidades con características cercanas a cualquier individuo con vida. ¿Qué pasa con una mula o con cualquier individuo incapaz de reproducirse? ¿Acaso no está vivo? ¿O qué pasa si alguien decide que no quiere tener hijos? ¿Es un zombie? Después está el problema desde el otro lado. Los virus, por ejemplo, también se multiplican, evolucionan y se construyen usando los mismos ladrillos que los vivos. ¿Los dejamos afuera de nuestro club sólo porque no pueden replicarse fuera de su hospedador? Está bien, no tienen metabolismo propio, pero muchos parásitos que consideremos bien vivos requieren de un hospedador para reproducirse, y convengamos que nosotros también vivimos a costa de otros seres vivos. ¿Y qué onda los virus informáticos? Si sus características funcionales son prácticamente indistinguibles de los virus clásicos, ¿qué los diferencia realmente de ellos, más allá del soporte? La línea de corte se pone rara y arbitraria. Y todavía falta.

Porque, por más que hagamos pirámides, aviones, películas y canciones; por más blanditos, complejos y sofisticados que seamos, todo ser vivo —como todo lo que existe— está sujeto a las leyes de la física. Así, Papá Schrödinger propuso que lo que hace todo ser vivo es esencialmente ganarle a la entropía (?). Entropía es caos, bardo, desorden, azar y, por la segunda ley de la termodinámica, sabemos que la entropía del Universo siempre va en aumento. Lo que hace cada célula, cada organismo, es obtener energía del ambiente para ganarle a esa entropía y sostener dentro de sí ese orden que lo mantiene con vida. Básicamente, desordenamos el Universo para ordenarnos nosotros. Acomodamos nuestra habitación a costa de bardear inevitablemente la cocina y el living. La muerte no sería entonces otra cosa que sucumbir ante un Universo entrópico. Tal vez sirva de consuelo pensar que la abuela no murió, sino que perdió contra la entropía.

Pero no somos simplemente seres babosos tratando de estirar todo lo posible nuestra derrota frente a la entropía, porque en el camino tendemos a replicarnos (o al menos nos divierte bastante practicar). O sea que nuestro cuerpo la queda, pero nuestro ADN puede seguir por generaciones. ¿Entonces la vida en realidad está en nuestros genes y estos simplemente van cambiando de vehículo mientras mutan y se seleccionan? Algo así propone Dawkins en ‘El gen egoista’. De alguna manera, sugiere que la unidad de evolución (lo que se selecciona a lo largo del tiempo) no son los individuos ni las especies, sino sus genes.

Pero los genes no son otra cosa que información codificada en forma química. En ese sentido y como si todo esto no fuera ya lo suficientemente creepy y desolador, Dawkins incorpora el concepto de ‘meme’. Un meme es básicamente un cacho de información cultural: una idea, un concepto. Los memes evolucionan de manera análoga a los genes: mutan y compiten entre sí, seleccionándose los más aptos. Entonces, si especulamos con que en realidad la vida yace en nuestros genes, podríamos pensar que, al estar sujetos a cambios y a selección, estos memes, estos cachos de información, también son vida. No tenemos grandes razones para pensar que una idea no está viva. Viva de verdad, no como la metáfora de Osvaldo. Viva posta.

O sea que estamos en el horno. No podemos terminar de establecer si la vida son células, genes o simplemente información. Quizás no podemos definir qué es la vida porque conocemos un sólo tipo y debamos encontrar otros para poder acercarnos a entenderla. O tal vez debamos crearla (cosa que está cada vez más cerca). Digo, para entender qué era un árbol tuvimos que ver muchos árboles diferentes. No podemos saber qué es la vida conociendo una sola forma de vida.

Como no tenemos mucha idea de la respuesta, es probable que la pregunta esté mal hecha, sea equivocada o hasta irrelevante. Quizás lo importante no sea saber qué es la vida, sino el camino que abre hacia tratar de entender cómo se relacionan nuestra mente y nuestra carne con el resto de los seres vivos, con los no del todo vivos, con el teléfono, la tablet, el agua, el viento, las montañas, los planetas y las estrellas, y hasta qué punto no son —no somos— en realidad parte de lo mismo. Como escuché por ahí, quizás seamos el cosmos hecho conciencia, y la vida no sea más que la forma en que el Universo se entiende a sí mismo.

Suerte con eso.

En esta nota se anda diciendo...

Von Fernández

17/11/2018

Von Fernández

Leia en un comment algun elogio en el que se observaba, incluso «que en este post no había ni una sola respuesta»…
Solo preguntas…
Y como teatrero, o persona que trabaja en el campo de las Artes, (me da bastante verguenza ajena cuando oigo a gente autodefinirse como «Artista»), suelo proponer que la función del Arte, es, tal vez, (si es que tiene alguna) proponer nuevas preguntas que pongan a prueba las verdades que consideramos como sobreentendidos indiscutibles… Y ver si las respuestas que podemos dar están a la altura de las verdades que pretenden defender, o son meras convenciones facilistas que son mucho mas útiles mas para nuestro ego que para comprender la realidad de la q somos parte….
Y, mal que le pese a El Gato (uno de mis animales y páginas favoritas tal vez), creo que la ciencia peca, muchas veces, de soberbia , al considerar el método científico como una verdad revelada o como el único método de estudio y comprensión de la realidad….
“hay más cosas en el cielo y en la tierra, Horacio, de las que han sido soñadas en tu filosofía”, rezaba Hamleth…
No digo que el Teatro sea la gran respuesta a nada. Ni q Shakespeare fuera un iluminado mas importante que Newton… No. Ni a palos. pero pongo en duda el método científico para llegar a verdades, del mismo modo que discuto que la democracia sea el mejor sistema de gobierno. Creo que el mayor valor de ambos (de ambos tres, Arte incluído) es el de ser las máquinas mas eficaces a nuestro alcance de generar preguntas que pongan a prueba nuestros mapas de creencias….
Para todo lo demás, existe la religión. Ja.
Abrazos y gracias…

Rodrigo

09/05/2017

Rodrigo

Es muy bueno el planteo. No tiene una sola respuesta. Haciendo una muy alejada analogía, pero si preguntas por un tomacorriente mi tía diría que es un Enchufe, un electricista te diría que es un «toma» donde pude haber o no tensión y un ingeniero que es un soporte para adaptar distintos adminiculos que se les llama «enchufes». Hay dos artículos muy buenos que son muy buenas que tratan sobre el tema. Uno es «Defining Life» de Benner (2010) que sale en una revista de Astrobiología. El otro es «Definir la vida: El punto de vista de los virus”, de Patrick Forrester. (2013) (ambos están disponibles si los buscan en la red). Plantean que no es lo mismo «La vida» que «estar vivo». No es lo mismo La Pizza como concepto, que una grande de muzzarela. (y ni que hablar si agregamos Faina a la ecuación.). En este punto creo que Ciencia y Filosofía se cruzan como nunca antes, se mezclan, y necesariamente se toman varios mates juntos. Definir la Vida y definir la Muerte ha cambiado a lo largo de los años conforme también a los avances tecnológicos. En el cuento de Assimov «El hombre Bicentenario», no se plantea si el protagonista esta Vivo (más bien se da por hecho) y el tema central es que es ser Humano. El robot (y si aun no leyó el cuento lo que viene a continuación es un Spolier, si es que el termino se le puede aplicar al cuento, ademas de a las series y películas) quier aspirar al status de Humano, y solo lo logra, o el comprende que lo logra cuando, después de algunos cambios en su cyber-organismo, puede morir. Pues no se conocen humanos eternamente vivos, todos Viven y Mueren. Así todo aquello que tiene Vida (y que conocemos como viviente) debe fenecer en algún momento. Nuestras comparaciones también están en este punto, Vida y Muerte, no conocemos otros aspectos. En Física Cuántica (creo y disculpen si cometo algún desliz, lo mio es la Biología Molecular) hasta se han planteado teóricamente el tema de los Multiversos. Conjeturar matemáticamente la posible existencia de otros universos posibles además del conocido. Pero hasta ahora no tenemos conocimientos fehacientes de otros estatus Biológicos que no sean «Vivito y coleando» o «finiquitado». Y tampoco tenemos otras conjeturas (conjeturas algo reales, si usted festeja cualquier fiesta religiosa muy seriamente ya las tiene, pero distan bastante de la ciencia). Me fui por las ramas, pero es un tema que me gusta tanto como la napolitana con mucho ajo. Muy buena la nota, muy bueno «El gato y la caja», pensar se hace necesario para ser Feliz. Gracias por aportar a mi Felicidá!

Diego

01/09/2015

Diego

Esto es lo más cercano a un relatorio de científico de Sartre que leí en mi vida.

Angel

14/05/2015

Angel

Somos un montón de datos encerrados, queriendo saber como y porqué. Suerte con eso, jaja

Leandro

10/05/2015

Leandro

Muy bueno!

Me gustaría una nota que hable de si realmente nos da cáncer el pesticida en frutas y verduras, y si permanece en grandes cantidades en la comida fresca o manufacturada.

Saludos!

Cecilia

09/05/2015

Cecilia

Hola! primera vez que escribo, pero varias que me sumo a la lectura. Me encantó! esas cosas sencillas que son profundas»».

Julián

07/05/2015

Julián

Agradezco la gran explicación. Bocha de abrazos, abrazos largos y de gol. Hubo de todo, hablo de emociones encontradas, hablo de todo, entropía y quilombo a lo Schrödinger, altas secuencias con lo del egoísmo de Dawkins, como somos un poco maquinas, un poco acción, un poco cosas, un poco esto, un poco aquello. Leí entre lineas porque quise creer que estaba y porque se me cantó, algo de Prigogine, y mencantó.
Graciela absoluta!

Guido

05/05/2015

Guido

Me arruinaste lo que queda del día, y seguramente lo que sueñe. Y tal vez mañana. Esta clase de preguntas hace que me duelan las neuronas, y prefiera ser un perro.

Annette Dannette

27/04/2015

Annette Dannette

Puedo declarar mi afección platónica hacia el redactor de la nota?
Se los banca mucho, gatos.

Maru Ma

27/04/2015

Maru Ma

Un poco fuerte leer esto a una semana de la muerte de mi abuelita (o del paso a una mayor entropía).

Genial, como siempre!

Cami

26/04/2015

Cami

jaja puede sonar nada que ver y poco atinado y entiendo que la nota está mas dirigida a otra cosa, pero hace un par de años, me acuerdo que miraba el cielo y decía – como Osval, super poético- es obvio que hay extraterrestres, intraterrestres y un montón de giladas y nunca nos vamos a enterar, solo porque no tenemos la capacidad tal vez de entenderlo como vida. Super filosófico o manija, pero hasta hoy lo sigo pensando. No soy escéptica, creo que hay mas «vidas», formas de vida, pero que no somos capaces de entenderla como tal y por eso las ignoramos (así como escuchamos ciertos decibeles o que solo percibimos con los ojos el espectro visible). Yo creo que La Vida es un concepto tan grande que la humanidad «inventó», pero que no tiene la capacidad de explicarlo, porque creo que no tiene la capacidad de entender (todavía, tal vez después de todo(?) lo logremos) muchas otras formas de vida. Y ahí entras vos, escribiendo, pensando algo parecido (‘No podemos saber qué es la vida conociendo una sola forma de vida.’) y se me vuelve ese día en que pensé exactamente eso, y leerla de un biólogo re gato me rompe más la cabeza, me confirma que mi teoría de ese día mirando el cielo, es más o menos zafable y no tan flashera.
No sé si tiene algo que ver esto que puse, pero que se yo, en una de esas mañana me gana la entropía….
En fin sarpada nota, como para tirarla un sábado floreado a las 3 de la mna y generar polémica sin fin. Obvio, afuera, mirando las estrellas.

Nicolas

26/04/2015

Nicolas

La verdad excelente esta nota! uno a veces sucumbe en los debates filosoficos sobre la vida, que hay despues de ella, es un instante? estamos en el sueño de un gigante? y todas esas giladas, y ni siquiera podemos responder que es esto que tanto nos atemoriza que se «termine» por asi decirlo.
Mas alla de esto, Facundo, te hago una consulta? que opinion te merece los estudios de Roger Penrose y Hameroff, sobre la conciencia y como las neuronas podrian tener lazos cuanticos entre si y no la sinapsis tal como la conocemos. Y que a su vez, estas neuronas de alguna manera estan relacionadas por esa fuerza fanstasmagorica que nombraba Einstein, con informacion del universo y que de alguna manera perduraria en el tiempo. No se por ahi lo agarre mal, pero eso es lo que entendi despues de leer un poco sobre eso y mirar un par de videitos. Pero bueno el experto es ud, y me vendria bien una opinion! Saludos

Alejandro

23/04/2015

Alejandro

Por lo general -y desde hace un tiempo- me cuesta cada vez más encontrar el delirio mísitico en las cosas (flashear, que le dicen), y en gran parte culpo a la ciencia por esto; porque por más linda y atractiva que sea, siento que a veces es capaz de coartar otras experiencias como el arte, encerrarlo en la lógica, quitarle libertad; o al menos esta lucha permanente ocurre en las mentes más limitadas como la mía. A lo que quiero llegar es que este artículo logró empujarme aunque sea por un rato hacia esa mística. Estoy muy agradecido!!

Vale aclarar que para mí el artículo es esencialmente filosófico: utiliza la retórica de ahondar en un concepto que a simple vista parecería estar totalmente delimitado y diferenciado, a tal punto de desdibujarlo y no tener idea de lo que estamos hablando (muy usado en el programa de canal Encuentro «Mentira la verdad» de Darío Sztajnszrajber). Es una forma de darnos cuenta de que estamos profundamente limitados por el lenguaje. En el fondo, podemos hacer este ejercicio con un gran número de palabras (no me arriesgo a decir «todas», pero puede ser). En fín, buenísimo.

Cecilia

22/04/2015

Cecilia

La verdad que es una de las mejores notas que han hecho…. por favor, inclúyanla en el libro!!!!

Con esta pregunta (¿Qué carajo es la vida?) me recibieron el primer día del profesorado de Biología allá por el 2008…
Imaginen cómo me habrá dejado pensando que todavía me acuerdo!!!
Son lo más.

Ana

22/04/2015

Ana

Desde el comienzo hasta la última frase, una genialidad!!
Bravo, Facu, me encantó

Lale

22/04/2015

Lale

«Quizás seamos el cosmos hecho conciencia, y la vida no sea más que la forma en que el Universo se entiende a sí mismo.

Suerte con eso.»

ME ESTÁN MATANDO.

PabloEdu

22/04/2015

PabloEdu

Wow zarpado concepto!! Sos un fucking genio man, me dejaste con 10 mil interrogantes ademas de los propios que venia acarreando. Me estoy formando en la rama de la docencia,voy a llevar tu texto para compartirlo en clase de Filosofía, siempre estamos a la búsqueda de estas cosas en la web.. Aguante el bardo!!

Valentino

22/04/2015

Valentino

Como te hace reflexionar, MIER**.

Lau

22/04/2015

Lau

Son como Los Simpsons (en las buenas epocas), empezaban con una cosa y terminaban con otra y lo hacen super interesante.

Vale

22/04/2015

Vale

Quizá la cosa es andar por ahí preguntándose qué es y qué pito toca en este universo, y en el camino inventar formas distintas de responderlo. Entretenido es, llevamos miles de años haciéndolo.
Me recordó a dos cosas:
1, hace unos meses leí que unos botijas habían inventado una impresora 3d que fabrica sus componentes. No todos. Pero ponele que los hiciera todos. Ahora agregale que en una va una de esas impresoras y se equivoca, por un error en la codificación o decodificación de sus instrucciones. No te puedo explicar lo que piré después de escrolear eso en el fb, publicado tan inocentemente. Días.
2, Blade Runner! «Those memories will be lost like tears in the rain». Sí, habla más de lo que nos hace humanos, proponiendo la memoria. Pero son discusiones atadas y me acordé, qué carajo. Un poco viene a eso, quizá la cultura, vehículo de memoria y de novedad, sea en sí misma un poco vida.
Belleza de artículo, y el recuerdito de Sagan al final es merecido.
Besos.

Florencia

22/04/2015

Florencia

Me encantó, y me quedo pensando que al final Lamrck no estaba tan errado y podríamos decir que los Lamarck es a los memes lo que Darwin a los genes (aunque para saber que existían hubiera sido necesario que leyera el blog de Mendel o que éste al menos posteara algo en el suyo)

Gustavo

22/04/2015

Gustavo

Buensímo artículo de principio a fin. Me gustó mucho. Saludos

Be

22/04/2015

Be

Ahhh que lindoooo, y que loco como la biologia, la quimica y la fisica, entre otras (por lo menos a los que estamos en ese baile) nos lleva a pensar en estas cosas.
Hay gente que me dice: pasa que vos ves la vida a través de un tubo de ensayo… No se si sera realmente asi, pero si se que la veo a traves de la ciencia. Y es hermosa.
Gracias, gracias, gracias.

Sabrina

22/04/2015

Sabrina

El sentido de la vida, el universo y todo lo demás.

Ana

22/04/2015

Ana

Cómo me gusta leerlos mientras estoy sentada en una oficina de mierd…
Los quiero gatos. Hermosa nota.

Francisco

22/04/2015

Francisco

42

Mauro

22/04/2015

Mauro

Ufff… Qué ganas me dio de leer por estos pagos un artículo sobre la singularidad (tecnológica). ¿Cómo la ven? Si no me quedara tan grande el traje me ofrecería a escribir algo pero seguro tienen algún genio que sabe bocha de eso. ¡Gracias por el artículo! Un abrazo.

Bruno

22/04/2015

Bruno

Me encantó!!!!

Una nota que se abre a la linea de ciencia dura que suele caracterizar al gato.
La visión filosófica de toda la cuestión científica sin duda abre mucho el abanico y lo vuelve mucho más interesante!
Miau para todos!

Sergio R.

22/04/2015

Sergio R.

Como siempre, una buena respuesta no es más que una pregunta mejor hecha. Genio Facu!
Por otro lado, ¿tenés algún material más específico sobre los trabajos para crear vida en el laboratorio? Soy bastante escéptico al respecto de dar vida a una cosa, sobre todo considerando que ni podemos definir el concepto de vida redondamente; pero siempre me interesan ese tipo de laburos.
Abrazo!

Drarko

22/04/2015

Drarko

Osvaldo y Mabel, la pareja que le hará competencia a Marcos y Claudia del Galicia!

Pablo

22/04/2015

Pablo

Una aclaración gatos, la filosofía no se pregunta por el «sentido» de la vida, esa es una definición bastante desfasada, y peligrosamente cercana a -sino directamente incluida en- la teología. La filosofía de la ciencia, y más específicamente la de la biología, están a la par de los biólogos tratando de definir estas preguntas con mayor explicitud y claridad y de esbozar respuestas, analizarlas y volverlas a esbozar cada vez que sea necesario. Y quizá los filósofos tengan cierta ventaja en esto respecto de los biólogos, puesto que su entrenamiento conceptual sobre el lenguaje es mucho más intenso . Demás decir que un filósofo científico, para hacer honor a su etiqueta, tiene que tener conocimientos y estar al tanto de los últimos avances del campo que estudia, sino no hace otra que construir castillos en el aire y hacerlos pasar como si estuviesen en tierra.

Elvio

22/04/2015

Elvio

Recomiendo leer Life and Time / Vida y tiempo, de Isaac Asimov. Ya en 1978/79 este genio planteaba también en modo brillante algunos de los temas de la nota.

Cat

22/04/2015

Cat

Excelente.
Me gusto el cierre.
Justo hace unos días, le pregunte a mi pareja que era la vida para ella (haciendo la misma referencia biológica de este articulo). Quería saber su opinión, quedamos que me respondía después de pensarlo un poco. A mi experiencia de vida se le suman sabores como esta sincronicidad ( las de Jung y Pauli, no lo new age) así que tratar de desentrañar estas cosas se vuelve quizás mas fútil y divertido.

En gral, aunque me parece interesante lo que hacen, y el humor que tienen suele hacerme reir, no me termina de convencer esta pagina. Pero con esto sumaron puntos conmigo.

Saludos.

Agustin Russo

22/04/2015

Agustin Russo

Qué filosófico que se puso. Me gustó mucho el artículo y sobre todo el cierre. Me dejó pensando…

Perdón que me vaya un poco por la tangente, pero me llevó a pensar también en la construcción social del lenguaje: cómo la forma comunicación que inventamos entre todos llega a dominarnos al punto de que no tenemos más la capacidad de decir «Vida se define así, porque la palabra vida la inventamos nosotros y le ponemos el significado que queremos». Algo así como que el concepto detrás de la palabra «vida» emerge en nuestros concientes e inconcientes a partir del uso que hacemos de ella (o que se viene haciendo desde hace miles de años), deja de ser algo a definir por nosotros y pasa a ser algo a descubrir e investigar.

Tal vez Susana Gimenez estaba haciendo un re planteo filosófico y todos nos burlamos de ella… «Un dinosaurio… ¿Vivo?»

Elvio

22/04/2015

Elvio

Sencillamente brillante el planteo. Felicitaciones Facundo.