Drogué que me soñaba

Drogué que me soñaba

TXT

Enzo Tagliazucchi

IMG

Fausto Tezza

¿Qué le hacen los alucinógenos al cerebro? ¿Cómo se parece comer hongos a soñar?

Drogué que me soñaba

La fascinación del hombre con las drogas psicodélicas es de larga data y es, al menos, tan antigua como la fascinación del hombre con los sueños. En ambos estados cerebrales no solamente se altera la percepción sensorial, sino que la misma estructura de nuestro pensamiento parece modificarse. De golpe, las ideas más ajenas parecen estar relacionadas, y somos capaces de encontrar nuevos significados en los gastados componentes de la vida cotidiana. En los términos más sencillos, la psicodelia (y también los sueños) nos permiten tener nuevos pensamientos y expandir las relaciones entre ellos.

Pero toda esta descripción está basada en reportes puramente subjetivos de usuarios de drogas psicodélicas (o sea, testimonios de ‘relocos’). En ausencia de evidencia científica y objetiva, estamos en nuestro derecho de cuestionar si las sustancias psicodélicas no son simplemente un superficial y frívolo jueguito para experimentar colores y sonidos divertidos.

Por suerte, hoy ya no tenemos que dudar de esta evidencia subjetiva, porque podemos mirar directamente dentro del pensamiento humano, recolectando información sobre los procesos neurofisiológicos que están detrás de los distintos estados cerebrales. Por eso, cuando mi mentor y amigo Dante Chialvo me comentó la posibilidad de unirnos al equipo de David Nutt en Londres para estudiar el estado psicodélico usando resonancia magnética funcional (fMRI), acepté instantáneamente. Decidimos utilizar esta técnica porque nos permite medir niveles de actividad cerebral (y su evolución en el tiempo) para ver, objetivamente, cuánto hay de verdad en las afirmaciones de que los psicodélicos ‘expanden la mente’. En nuestro caso, estudiamos la psilocibina, un alcaloide farmacológicamente relacionado con el LSD y también la sustancia psicoactiva principal de los hongos psilocibios, más conocidos como ‘honguitos mágicos’.

Lo primero que nos sorprendió fue ver cómo, después de administrar la droga, la actividad en el hipocampo (una estructura profunda del cerebro implicada en la formación de nuevas memorias) se dispara y comienza a fluctuar. Esto es lo mismo que ocurre durante el sueño REM (la fase de la noche en la que soñamos) y que también es común en algunos tipos de epilepsia con aura (es decir, acompañadas de sensaciones y pensamientos abruptos y extraños). Incluso, los sujetos en los que detectamos mayores fluctuaciones en esta zona del cerebro fueron los que más asociaron la experiencia a un sueño clásico de una noche de verano.

 

FigA

Lo loco es que aunque el estado cerebral de la experiencia psicodélica no sea muy diferente a un sueño, para muchos tenga connotaciones tan opuestas. Nos referimos a la idea de ‘perseguir nuestros sueños’ como algo positivo y digno de fomentar, pero la sociedad puede condenarnos por compartir nuestras experiencias con LSD u honguitos. Y no estamos hablando sólo de condena como dedo que apunta. Hablamos de visitas higiénicas mensuales, comida del infierno y jabones que conviene no recuperar.

En el trabajo vimos también que, cuando se mide actividad cerebral en el tiempo durante la experiencia psicodélica, aumenta la entropía. Sí, ya sé, ‘entropía’ suele asociarse con el bardo cósmico intergaláctico, pero en este contexto está relacionada con el incremento en la cantidad de información (?). Por ejemplo, si tenemos tres estados cerebrales A, B y C, entonces la sucesión ABCABCABCABC tiene menos entropía que CACBAABCACBA. Esto demuestra que la variedad en el flujo de pensamiento se enriquece cuando se administra una sustancia psicodélica. Además vimos que aumenta la ‘impredictibilidad’ de la actividad cerebral en las áreas involucradas con el pensamiento introspectivo (o sea, cuando nosotros mismos estamos en el foco de nuestro propio cerebro) y también la libre asociación de ideas durante el descanso. Sorpresivamente, no detectamos grandes cambios en las áreas del cerebro relacionadas con la percepción sensorial, lo que derriba la idea de que el estado psicodélico es meramente una alteración de los sentidos.

Las investigaciones sobre el cerebro y las drogas nos permiten entender mejor su funcionamiento, pero también contribuyen (con datos y evidencia) a la discusión sobre la legalización de estas sustancias y el rol que ocupan en la sociedad. Progresivamente, más gobiernos del mundo ven con buenos ojos legalizar el consumo de ciertas drogas (que pueden incluir sustancias psicodélicas). Sin embargo, no siempre hacemos cosas solamente porque nos permiten hacerlas. Si usamos el método científico para comprender cómo las drogas psicodélicas afectan nuestro cerebro y, por consiguiente, nuestro pensamiento, vamos a estar mejor preparados para saber qué esperar de nuestra experiencia y para entenderla mejor.

Ahora sabemos que la neurofisiología del estado psicodélico no es muy distinta a la del sueño REM. Si nos diesen a elegir todas las noches, antes de dormir, si queremos o no soñar, ¿qué elegiríamos? Es en este contexto actual de re-evaluación de las drogas (incluyendo las psicodélicas) en que quizás, por fin, tengamos derecho a hacer (y responder) la clásica y nostálgica pregunta: drogas, ¿para qué?

 

En esta nota se anda diciendo...

Adrian

08/11/2017

Adrian

¿Existe alguna manera de conseguir LSD de verdad (no esa basura amarga, que creo que es 25I-NBOMe) en Argentina? ¿Por qué es ilegal acá? ¿Cómo hay países que legalizan la marihuana que SÍ está comprobado que es neurotóxica? sin ir más lejos ves a uno que consume marihuana diariamente y de un momento para el otro no sabe dónde está parado ni que estaba haciendo.
¿Qué se puede hacer desde nuestro lugar de 2 gatos locos que nos interesa el LSD y sus efectos positivos mentales? ¿es fácil hacerlo en la casa?

Lautaro

14/04/2017

Lautaro

Experiencia mística para la psilocibina es poco, me abrió la cabeza, puedo pensar de mil formas diferentes a las de antes, puedo comprender los diferentes puntos de vista del contexto/entorno sin bardear como vi en unos post mas arriba, (Diganle a el padre de la medicina que deje el alcohol),etc. El principal cambio que hizo la psilocybina en mí fue sobre la ideología que tenía, de ser un creyente católico a ser un creyente en la ciencia y en la naturaleza.
Hay que leer para hablar, hay que investigar para poder opinar con fundamentos. La psilocybina se utiliza (ensayos) en pacientes con trastornos de depresión y alzheimer. Abrazo chicos!

Frasco

20/04/2016

Frasco

Chicos, encontré este estudio del 2011, un año después del que está basada la nota de Nutt ¿Lo habían visto? Por lo poco que leí parece marcar algunas limitaciones del estudio de Nutt en cuanto a errores metodológicos que tiene, quizás ya lo tienen en cuenta o no..

http://www.ijdp.org/article/S0955-3959%2811%2900058-2/pdf

Javier

02/02/2016

Javier

Amé todo pero tengo una pregunta sobre lo siguiente
«Además vimos que aumenta la ‘impredictibilidad’ de la actividad cerebral en las áreas involucradas con el pensamiento introspectivo (o sea, cuando nosotros mismos estamos en el foco de nuestro propio cerebro) y también la libre asociación de ideas durante el descanso.»

¿esto me está queriendo decir que no hay ninguna lógica en la libre asociación de ideas – la cual, según los psicoanalistas, de libre no tiene nada- y que por lo tanto no hay información relevante o verídica en las conexiones entre pensamientos, ideas, recuerdos y sensaciones de nuestros sueños que nuestros psicólogos nos piden que hagamos?
a lo que voy: si mi mente relaciona algo x con algo que en mi consciencia no tiene nada que ver, es porque mi cerebro flashó debido a las cuestiones fisiológicas de las que hablan sin tener que ver con un puente descifrable y significante entre esos dos puntos?
yo tenía entendido que ambos sucesos iban de la mano y eran dos caras indivisibles de una misma cosa, pero el tono con el que fue descripto acá me dio a entender otra cosa.
ya sé que es viejo el artículo pero respóndanme
gracias

Geraldina

02/02/2016

Geraldina

Muy bueno Enzo! esto explica buena parte de lo que habla Carlos Castañeda, sobre cómo se puede ampliar el estado consciente a través del sueño, sustancias alucinógenas, etc. lo cual fué desarrollado por varias culturas originarias. Saludos!

NAT

29/04/2015

NAT

Genial la nota, me aclaraste varias cosas.
Con lo unico que no estoy de acuerdo con lo de «si queremos o no soñar». Desde mi formacion y mis 5 años en psicologia, tengo entendido que los sueños son necesarios para la vida diaria, el LSD no, tal vez para algunos si pero no por naturaleza digamos. Los sueños son una descarga de energia de nuestro aparato psiquico, por eso cuando estamos «muertos» de cansancio soñamos que caemos y nos despertamos (por poner un ejemplo burdo). Son mas que una simple experiencia de ideas locas o lo que pueda llegar a medir una maquina.
Una cosa es comprarlo con el estado de dormir y otra con el de soñar.
Saludos.

Belén

25/02/2015

Belén

Hola! Quería saber si me podían recomendar algún artículo científico en español sobre el tema. Hay? Todo lo que encuentro está en inglés, y me encantaría poder aprovechar el tema para trabajar en un taller de escritura que doy. Gracias (:

Alito

13/01/2015

Alito

No hacia falta que hagas ese estudio, venite al conorbano y fijate como estan los pibes. O anda a la salida de algun boliche como Club one, el LCD no hace nada ? La peligrosidad de la sustancia no es la sustancia en si, sino lo que podemos ocasionar bajo el estado de psicotropicos a 3ros, suponete que lo legalizan, como se que no vas a manejar y » flashar» ir a 200 km por hora ? Por darte un ejemplo del que tengo muchos. Y no te olvides que solo un porcentaje muy chico coquetearia con estas drogas y nada mas, terminan todos tomando mandanga. Experiencia personal, no conozo londres, pero si muy bien las calles de san martin, la droga NO es buena inventen lo que inventen.

Maxi

12/01/2015

Maxi

Hola chicos, mi mujer me paso esta pagina hace rato, muy buenas notas.
La duda es, tenia entendido que si bien en LSD no es adictivo, puede desencadenar flashbacks en cualquier momento, por ej, 2 años después de haberlo consumido. Esto es así?

Ayelen Santurba

12/01/2015

Ayelen Santurba

Soy consumidora activa, activadisima mejor dicho, desde hace tiempo. Al probar esta clase de estimulantes cerebrales nunca volví a ser la misma, la física tanto conmigo misma que con el sistema que me rodea (seres vivos mas que nada) me cambio la vida… se responden solas todas las preguntas que un ser humano se puede llegar a hacer a lo largo de su vida, y nunca se deja de descubrir cosas nuevas! Obviamente como toda sustancia psicodélica hay que saberla manejarla y no hay que sobrepasarse con las dosis. Algunos pueden asustarse al principio, pero cuando te volves parte del todo que te rodea lo que menos sentís es miedo. Tengo 18 años soy de Argentina, y estoy orgullosa de poder soñar despierta!! :)

Matias

03/01/2015

Matias

Cómo les va, gatos? Muy buena la nota, como en la mayoría de los casos. Ya que estamos con las preguntas me gustaría saber qué opinan ustedes sobre el uso de drogas, si están de acuerdo con la despenalización/legalización de todas las sustancias o solamente algunas, si les parece que estaría buena la “venta libre” como si fueran aspirinas y cosas así. Obviamente hablo de las drogas cuyo daño físico/psíquico está en discusión porque supongo que no querrán que haya más pibes quemándose la cabeza con pasta base en las esquinas y/o aspirando tolueno en las plazas.
Soy casi licenciado en química así que entiendo la parte molecular del asunto (no la tengo re clara pero sí lo suficiente como para entender cuando leo papers) pero siempre me interesó además el acercamiento social de la ciencia y los científicos a cuestiones controversiales como esta.
Saludos, buen 2015 y espero opiniones!

sol hallu

03/01/2015

sol hallu

Excelente la nota, especialmente me gusto que marquen el porque no es una «expansion sensorial» me quedo corta de palabras la verdad no soy una entendida.
Los que insultan son los que se quedan con la supuesta apologia de la droga, desubicados y cero compresion de texto los pibes realmente.
Me gustaria un estudio asi con extasis y LSD en lugar de psilocibina
Saludos !

Verónica

02/01/2015

Verónica

Muy buena la nota. Ya aclararon que psilocibina y LSD no son compuestos químicamente analogables y tampoco lo haría extensivo al DMT. Todos son compuestos químicos que poseen acciones fisiológicas disímiles (digo fisiológicas porque a nivel neurológico no está estudiado en profundidad) De hecho, el DMT, 5-HO-DMT y 5-MeO-DMT están quimicamente muy ligados pero fisiológicamente son muy distintos, incluso su efecto (desde cero hasta un cielo navideño) varía según la forma de ingesta y si se combinan o no con inhibidores de mono amino oxidasa como son los beta-carbonilos, particularmente las harminas. Agrupar todos estos compuestos en una categoría no me parece una buena vía analítica. También sugiero cambiar palabras con connotaciones «de época» como psicodelico o psicotrópico por psicoactivo, que me parece más adecuado y se usa más en la bibliografía sobre el tema. Los felicito por la nota y por toda la línea del gato and the box!

Matias

02/01/2015

Matias

Genios, la verdad que los sigo desde hace poco y hacen un laburo de difusión genial. Me encanta el diseño de la página, las imágenes que acompañan, el humor de los posteos en Facebook y, por supuesto, el contenido. Feliz 2015!

Make

18/11/2014

Make

«Y no estamos hablando sólo de condena como dedo que apunta. Hablamos de visitas higiénicas mensuales, comida del infierno y jabones que conviene no recuperar.»
ME HICISTE LA NOCHE.

Teo

18/11/2014

Teo

Copadísimo el artículo Enzo. Eso sí, arrojame una luz acá: Cuando escribís la conclusión final, hablás de soñar cuando se nos cante y del «drogas, ¿para qué?». No entiendo del todo que querés decir con esto, si no son tan malas, si son horribles, si no son para nada malas o si lo dejas a opinión personal.
Saludos!

Fabo

20/10/2014

Fabo

y bueno Ozzy Osbourne sigue vivo… todo es interpretación, ya deberían saberlo.
Excelente nota!

SEBASTIAN

02/09/2014

SEBASTIAN

Muy buena la nota, excelente en realidad ! debes en cuando me pierdo en alguna frase o palabra pero creo que más fácil que esto no lo pueden explicar, muy bueno el todo !!! Sigan así !!!

Tincho

13/08/2014

Tincho

Me hiciste recordar experiencias añejas ya! Sin ningun tipo de apologia podria decir que he probado varios tipos de sustancias y realmente no estoy TAAAAN roto…. Gracias por la nota.

Andres

24/07/2014

Andres

Hola Enzo. Muy interesante el artículo. Tengo entendido que la psilocibina, presente en varias especies de hongos, era muy utilizada para inducir o facilitar la meditación profunda. Respecto de esta cuestión: cómo se compara el estado del cerebro «psicodélico» con el de un sujeto en estado de meditación profunda sin estimulantes? (Asumo que son muy parecidos por la comparación que haces con el estado de sueño REM). Sería posible que el cerebro «psicodélico» resultara parecido, en cuanto a las imagenes de fMRI, a un cerebro «místico»??

fla

21/07/2014

fla

Y si protesta el corazón en farmacia puedes encontrar, venden pastillas para no soñar?
Unos genios la verdad!!

Paula

11/07/2014

Paula

Muy interesante tu articulo Enzo. Yo diria, mejor soñar, drogas para que? Si bien hay gente que puede experimentar un sueño maravilloso con el consumo de drogas psicodélicas, otra puede tener una larga pesadilla…..

Enrique Alfonso

09/07/2014

Enrique Alfonso

El artículo me parece serio y bien fundamentado, dan ganas de leer el paper completo (no olvidemos que este es un artículo de divulgación). Lamento que en los comentarios haya gente que no tenga argumentos sólidos sino que sea agresivo y chabacano. Agradezco la altura de las respuestas de Pablo.

Sería saludable que «El gato» publique algún aporte sobre las investigaciones sobre dependencia física y psicológica, así como sobre las evidencias a favor o en contra del daño físico real que podría operarse en el cerebro.

Más allá de la predisposición que podamos tener al consumo de sustancias que alteran las condiciones «normales» de funcionamiento, entiendo que investigar sobre ellas para erradicar las habladurías es un aporte valioso de quienes eligen la carrera científica.

Me agrada mucho la página y espero poder aportar desde aquí un poco de cordura para quienes tienen siempre a mano un insulto antes que un pensamiento abierto…

Santiago

08/07/2014

Santiago

Tienen un fetiche con la Resonancia Magnnética ustedes! jaja
Muy bueno el artículo y el blog. Me da envidia que no se me haya ocurrido a mi hacer algo así.
Felicitaciones!

Chino

08/07/2014

Chino

Muy bueno! Es verdad igual que la ciencia puede decir mucho sobre el cerebro y las drogas pero el uso, desde mi punto de vista, es una cuestión social, no solamente individual, por ende requiere un tratamiento cuidadoso. No digo que no se haga en este artículo, digo que me parece que también hay que tomarlo en cuenta. Por eso esta´parte me parece de una gran lucidez e importancia para la divulgación de cualquier tema sobre drogas: «Si usamos el método científico para comprender cómo las drogas psicodélicas afectan nuestro cerebro y, por consiguiente, nuestro pensamiento, vamos a estar mejor preparados para saber qué esperar de nuestra experiencia y para entenderla mejor»

Por otro lado, el concepto de Entropía, casualmente también tomado desde las ciencias sociales puede aportar a la cuestión de cómo «medir resuiltados», por lo menos, así lo veo yo (dejo el link a la definición)

Shick, shick.

http://pendientedemigracion.ucm.es/info/eurotheo/diccionario/E/entropia.htm

Eze

08/07/2014

Eze

Me gusto mucho el articulo, muy interesante y fácil de leer para los que somos ajenos al tema.
Una pregunta, ¿ como es el tema de investigar con drogas que son ilegales, piden permisos, lo hacen por abajo de la mesa ( aunque si publican cosas no creo jaja)? ( en realidad supongo que son ilegales, en todo caso también habría que ver como es la ley en el país que hacen la investigación, si penan la compra/venta, el consumo, etc ) saludos!

juan

07/07/2014

juan

no crean esto gente es todo mentira, osea la idea de que el lsd no hace daño es falsa como este estudio, el lsd fue estudiado por la cia mucho antes de que este salame, fue repartido al publico y aniquilo el cerebro de montones de jovenes en el 60 y 70, ya que la operacion era sacarlos de la politica, si no me creen antes de bardear busquen al instituto tavistock!

Ana

07/07/2014

Ana

Excelente artículo desde su título. Y muy buena ilustración.
Gracias por esnseñarnos con cada publicación.

Don Eleuterio

07/07/2014

Don Eleuterio

Excelente artículo, al grano y sin complicaciones.
Lo comparto. Muchas gracias!

Mel

07/07/2014

Mel

Buen aporte, estaría bueno un analisís a fondo sobre la epiristeria

Nacho

07/07/2014

Nacho

Interesante articulo.Seria genial encontrar a un grupo de científicos que estén experimentando las reacciones del cerebro ante estas drogas y ofrecerse como voluntario. Si alguien sabe de algo me avisan.

Ariel

07/07/2014

Ariel

Me gusto el articulo. No me gusta que se usen nombres de drogas psicodelicas como si fuesen intercambiables. Psilocibina NO es dietilamida de acido lisergico y por mas relacionadas quimicamente que esten, sus efectos son distintos.

Muy piola igual todo, hace rato que leo bastante para comprender como funciona mi mente (y como aliviarla).

Ezequiel

07/07/2014

Ezequiel

A mi me resulta interesante el fenómeno de «experiencia mística» que ocurre con estas drogas.
Es muy común que las personas que utilizan este tipo de sustancias y no saben como funcionan, se coman el viaje que se les abren las puertas a una realidad espiritual inimaginable en estados no-alterados.

Pareciera ser que los psicodélicos producen pérdidas de las fronteras del ego, con apasiguamiento de la relación entre uno y el entorno al intervenir en las redes neuronales de la amígdala, el hipocampo y la corteza pre-frontal, lo que causa sentimientos de unión con el famoso «soy parte del todo y el todo está en mi».

MacLean y colegas hicieron un estudio muy intersante en el 2011 también psilocibina. Los participante sufrieron cambios místicos en su personalidad con «apertura de conciencia».
Se volvieron más como Depak Choppra, por decirlo de alguna manera :p

Mystical Experiences Occasioned by the Hallucinogen Psilocybin Lead to Increases in the Personality Domain of Openness
>>> http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3537171/

Carla

07/07/2014

Carla

A Albert Hofmann le gusta ésto (inserte pulgar arriba de facebook).
jajajajajajajjajajajajjajaja
¡Muy buena nota!

Pau

07/07/2014

Pau

Muy bueno el artículo, pero tengo una duda: (basada en mi absoluta ignorancia sobre el tema, yo avisé, no se quejen si tiro una burrada) ¿este tipo de drogas no dañan al cerebro? Hay tantas opiniones encontradas sobre el tema que los simples mortales no sabemos qué creer; gracias por desasnarnos un poquito todos los días :)